Semblanza en el Ice Bar de Barcelona

Mariachi Semblanza en el exterior del Ice Barcelona

De ruta por Barcelona:

Esta actuación en el “Ice Barcelona” en realidad fue un recorrido que hicimos en diferentes bares y restaurantes de la ciudad de Barcelona promocionando la cerveza mexicana Sol.

Comenzamos por la tarde, en las terrazas,  en la plaza de la Virreina, en el “Barrio de Gràcia”. Pasamos por algunos bares de la calle Muntaner y Aribau, donde comimos las hamburguesas más buenas que haya probado en Barcelona, por el barrio gótico, por el Borne y acabamos en los bares que están junto a la playa.

Recuerdo de este paseo momentos muy divertidos, en algunos bares nos pidieron tocar encima de la barra y la gente aceptaba el mariachi con mucha emoción. No se cuántas veces tocamos esa noche el “cielito lindo” que es, como ya se sabe, la canción mexicana más conocida y versionada en el mundo entero. Tanto así que dudo que mucha gente sepa siquiera que es mexicana.

El Ice Barcelona:

En el Ice Bar, ya entrada la noche y las copas,  no esperábamos el cambio de temperatura tan radical y cuando entramos al congelador aquel aun recuerdo que todos los instrumentos se desafinaron al instante y pasamos más tiempo afinando que tocando en aquel bar.

Después de todo ya se sabe: El músico pasa la mitad de su vida afinando y la otra mitad pensando que está afinado.

La cerveza Sol:

Eso si que se ha de reconocer, la cerveza sol, en México, tiene un producto supremo que sólo conoce poca gente porque nada más se vende, que yo recuerde, en las zona sur de Veracruz. Es la “Sol Oscura”. La tengo en recuerdos, mis recuerdos musicales en el malecón del antiguo “Puerto México”, hoy la ciudad de Coatzacoalcos.

La cerveza mexicana y la tradición de música por la calle y en los bares y cantinas son de esas cosas que a México le dan ese encanto tan peculiar que tanto enamora a los ponen sus pies en nuestro país.

La tradición en Barcelona:

La experiencia de reproducirlo en Barcelona es un lujo, un placer y queda claro que, aunque sea de vez en vez, a la gente le gusta. Le gusta beberse una cerveza, o un cubata y sentir que la calle y lo que pasa a su alrededor está vivo y no todo controlado por  normas que hacen de lo cotidiano algo predecible. Salud.

 

0 Comentarios

Atrévete en ser el primero en comentar

Escribenos algo

Tu correo electrónico jamás será publicado. Puedes leer nuestra política de privacidad si quieres conocer el tratamiento que daremos a tus datos personales.