Si nos dejan – Autor: José Alfredo Jiménez

foto para canciones

Esta canción es el resultado de una apuesta que hicieron Álvaro Carrillo y José Alfredo Jiménez. En la apuesta constaba que José Alfredo había de componer un bolero y Álvaro Carrillo una Ranchera, los resultados fueron: si nos dejan y Luz de luna, dos canciones que son un clásico de la canción en idioma castellano en todos los rincones que esto significa.

La letra que se ha convertido en un himno de amor versan:

Si nos dejan
nos vamos a querer toda la vida
Si nos dejan
nos vamos a vivir a un mundo nuevo

Yo creo podemos ver
el nuevo amanecer
de un nuevo día
Yo pienso que tu y yo
podemos ser felices todavía

Si nos dejan
buscamos un rincón cerca del cielo

Si nos dejan
haremos con las nubes terciopelo

Y allí juntitos los dos,
cerquita de Dios
será lo que soñamos

Si nos dejan
te llevo de la mano corazón
y allí nos vamos

Si nos dejan buscamos…

Y allí…

Si nos dejan
de todo lo demás nos olvidamos

Si nos dejan

Si nos dejan

No hay actuación en boda en que no la hayamos interpretado en 20 años de trayectoria, todo mundo la sabe, la pide y la disfruta… salud José Alfredo donde quiera que te halles…

7 Comentarios

7 opiniones en “Si nos dejan – Autor: José Alfredo Jiménez

Avatar del comentarista

oscar dijo: Hace 976 dias atrás

Antes de platicar la anécdota, me gustaría hacer un par de comentarios que destacan tanto en la música como en la letra. Primero, la melodía fue concebida por mi padre bajo el acompañamiento de “Pasillo Ecuatoriano”, para lo cual se requiere de cierto dominio del bajeo en la guitarra. Este ritmo llegó a México a través de la Costa Chica de Oaxaca y Guerrero, en donde anclaban barcos provenientes de Sudamérica, de ahí que mi padre haya tenido contacto directo con este género musical. Y, segundo, el maestro Octavio Paz, quien se declaraba admirador de mi padre, me hizo una observación acerca de ésta letra; me dijo que él había investigado el uso de la palabra “Plenilunada” a raíz de que la escuchó en la canción “Luz de luna”, y por más que buscó un antecedente al respecto no encontró su uso, ni en la música, ni en la poesía, ni en algún texto previo. De hecho, no existe en el diccionario tal palabra como adjetivo. Lo que existe es “Plenilunio” del latín “Plenilunium”, que hace referencia a la Luna llena. Así es que, de acuerdo a Octavio Paz, “PLENILUNADA” debería ser considerada una aportación de Álvaro Carrillo a la poesía en español.

    Avatar del comentarista

    Mariachi Semblanza dijo: Hace 976 dias atrás

    No sabía lo del pasillo ecuatoriano, aunque el género lo conozco. Lo que había escuchado era el tema de las “chilenas” de la costa chica que provenían del ritmo de “cueca” que viajaban tal como describes en tu comentario. Ritmo, que según entiendo, está integrado en canciones de tu padre tal como “Pinotepa”…
    Saludos

Avatar del comentarista

oscar dijo: Hace 976 dias atrás

En cierta ocasión mi padre conoció a una mujer que fue a visitar a uno de sus hermanos que estaba en Chapingo, éste se la presentó y quedaron de salir juntos el viernes por la noche, pues ella se regresaría a su pueblo el sábado siguiente. Mi padre estaba muy entusiasmado por dicha cita y estuvo esperando la llegada ese día. Sin embargo, el rector de entonces justo ese viernes por la noche tenía unos invitados a los que quería complacer como un buen anfitrión, y mi padre era famoso en la escuela por varias de sus canciones, así es que el rector le pidió que no saliera ese día y que se quedara para cantarle a sus invitados. Mi papá, que estaba muy agradecido con el rector porque lo estaba patrocinando para sus idas a la ciudad de México a promocionar sus canciones, le explicó que justo ese día no podía quedarse, pues tenía una cita con la hermana de un estudiante. El rector le volvió a insistir que se quedara, pues ahora lo necesitaba él y que ya les había presumido a sus invitados de su talento. Mi padre – dicen que muy apenado –, le dijo que no podía dejar plantada a la señorita pues ella partiría al día siguiente y ya no tendría otra oportunidad para salir con ella. El rector, viendo la negativa de mi padre como algo definitivo, lo sentenció entonces y le dijo que se iba a quedar por la buena o por la mala, así es que decidió arrestarlo por desacato hacia un superior y lo encerró en una de las torres donde había una celda para castigo. Cuenta el Ing. Pech que mi padre, ya encarcelado, veía desde su celda como iba anocheciendo y, poco a poco, la luna llena alumbraba el pasillo del patio principal. Mi padre tenía su guitarra, pues el rector en cualquier momento iba a requerir de sus servicios, así es que con la luna llena inspirándolo y su amor lleno de desesperanza, comenzó a escribir lo que sería, sin duda, una de sus mejores canciones:

Avatar del comentarista

oscar dijo: Hace 976 dias atrás

Yo quiero luz de luna
para mi noche triste
para pensar divina la ilusión que me trajiste
para sentirte mía
mía tú, como ninguna
pues desde que te fuiste
no he tenido luz de luna

Yo siento tus amarras como garfios, como garras
que me ahogan en la playa de la farra y el dolor.

Si llevo tus cadenas a rastras en mi noche callada
que sea “PLENILUNADA”, azul como ninguna
pues desde que te fuiste
no he tenido luz de luna

Si ya no vuelves nunca
provincianita mía
a mi CELDA querida que está triste y está fría
que al menos tu recuerdo
ponga luz sobre mi bruma
pues desde que te fuiste
no he tenido luz de luna

Así fue cómo, gracias a la testarudez de mi padre y del rector, se escribió una obra de arte al plenilunio y al amor que no pudo ser. Por cierto, mi papá tiene muchas canciones en las que menciona la luna como musa constante de inspiración.

El Ing. Jaime Pech me contó otras historias de canciones y de vida que iré plasmando en este espacio “Con Sabor a mi Padre”

    Avatar del comentarista

    Mariachi Semblanza dijo: Hace 976 dias atrás

    Oscar, primero que nada mil gracias por los comentarios y la aclaración.
    Me da mucha emoción que te hallas tomado la molestia de escribir y compartir esta anécdota en este espacio.
    Yo soy, sin duda un gran admirador de tu padre, uno de muchos, y es mi compositor mexicano favorito.
    Voy escribiendo con mucho hasta dónde las fuentes que tengo a mano me permiten y me hacen mucha ilusión las aportaciones de personas que tengan tanto conocimiento, y de primera mano, sobre la historia de nuestra música.
    Mi abuelo, Manuel Hernández Ruiz, según contaba, fue compañero de tu padre en Chapingo y compartieron noches de parranda y música.
    Te mando un saludo y sería un honor mantener de alguna manera el contacto simplemente por compartir la pasión que me provoca conocer este tipo de detalles.

Avatar del comentarista

williamson dijo: Hace 593 dias atrás

Hola me acabo de enterar de esta anecdota en un evento privado donde fui a tocar, soy musico acordeonista y cancionero tambien, pero la cancion que me dijeron compuso Alvaro Carrillo es ” eso merece un trago” buscando que bolero compuso Jose Alfredo Jimenez en especifico para esta apuesta cai en este espacio, no creo que sea ” luz de luna” la cancion ranchera puesto que como bien explican le corresponde otro ritmo y por supuesto una anecdota diferente saludos y que siga la bohemia.

    Avatar del comentarista

    Mariachi Semblanza dijo: Hace 531 dias atrás

    La anecdota me la contó una persona cercana a Álvaro Carrillo. Puede haber error pero no hay que confundir que las versiones que hay de luz de luna sería muy paecido a lo que se entiende por un vals en la costa chica, lugar de donde es originario Álvaro. Y se han hecho mil versiones con ritmos ternarios distintos que son muy parecidos al vals.

Escribenos algo

Tu correo electrónico jamás será publicado. Puedes leer nuestra política de privacidad si quieres conocer el tratamiento que daremos a tus datos personales.